Una hermosa princesa est� sentada

Una hermosa princesa est� sentada en una piedra sobre el r�o, cuando de repente se le acerca una rana. La princesa, sorprendida, exclama:

“�Una ranita como en los cuentos!”

“As� es, como en los cuentos”, le responde la rana.

“O sea, que si te doy un beso, te conviertes en un hermoso y rico pr�ncipe”.

“�Un beso? �Eso era antes, a m� ahora, hay que mam�rmelo!”