Un marica, cansado ya de

Un marica, cansado ya de su estilo de vida, fue a consultar un m�dico con la esperanza de que lo ayudara a cambiar su preferencia intimate relationshipual.

“Pase. Adelante, se�or Bonilla”, indica el m�dico. “�Conque usted quiere dejar de ser homointimate relationshipual? Ha venido al sitio indicado, pues precisamente yo he conseguido desarrollar una terapia para que las personas como usted solucionen su situaci�n”.

Entusiasmado, el marica se pone en manos del galeno para que �ste le practique dicha terapia. El m�dico le pide que se desnude y que se ponga ‘en cuatro patas’. En esa posici�n, comienza a pasar su dedo por el borde del ano del playo mientras dice:

“Por la orilla, por la orilla, y se cura el se�or Bonilla…”

Como a los diez minutos exclama el maric�n:

“�Ay, doctor, por el medio, por el medio, que Bonilla no tiene remedio!”