Un gerente de una compa��a

Un gerente de una compa��a petrolera ten�a una reunion con los altos ejecutivos de la empresa.

La esposa del gerente le pide que la lleve a la reuni�n para aprender algo. El esposo se niega y le dice: “Noooo, �est�s loca? Esa es una reuni�n muy importante y tu no me representas, eres ordinaria, mal vestida, grosera e imprudente.”

“Anda papi, ll�vame por favor, yo me portar� bien.”

“No, no, no, te dije que no, yo no me voy a arriesgar contigo en esa reuni�n, tu eres muy indiscreta.”

“Anda, papito, ll�vame por favor, te juro que me arreglo bien y no voy a decir nada.”

“Ok, mujer, te voy a llevar pero ponte la peluca amarilla que te regalo tu mam� porque tu tienes ese pelo muy feo. Y recuerda que tienes que ser muy discreta.”

La esposa muy contenta se arregla, se pone el mejor vestido y la peluca amarilla.

En la reunion hab�a una mesa muy larga. Los hombres estaban sentados de un lado y las mujeres del otro, y la esposa queda justo al frente de �l.

Comienza la reuni�n y al cabo de unos minutos, la esposa se empieza a rascar suavemente la peluca detr�s de la oreja, el esposo la v� y le dice en voz baja: “Tienes que ser discreta.”

Contin�a la reuni�n y al poco tiempo la esposa contin�a rasc�ndose la peluca pero m�s fuertemente, el esposo la observa y le abre los ojos y le dice: “�Que pasa? Te dije que fueras discreta.”

La reunion contin�a y la esposa empieza de nuevo a rascarse la peluca, pero esta vez con las dos manos, de una manera muy efusiva, se para de la silla como loca, mueve su cabeza para todos lados…

El esposo se altera, se levanta de la silla y gritando dice: �Pero bueno, mujer, que co�o pasa contigo, te dije que ten�as que tener discreci�n!”

Ella tambi�n alterada le grita: “�Que m�s discreta quieres que sea, si me est� picando el papo y me estoy rascando la peluca!”