Un d�a dos j�venes homointimate relationshipuales

Un d�a dos j�venes homointimate relationshipuales fueron de visita al zool�gico. Caminaban por todas las secciones del mismo cuando se encontraron con la jaula del gorila.

El gorila estaba sentado en una esquina de la jaula con una tremenda erecci�n.

“Me pregunto c�mo se ha de sentir”, suspira uno de los maricas.

“Pues solamente hay una manera de saberlo, y esa es toc�ndolo”, le responde el otro.

El primer joto mete la mano dentro de la jaula, y palpa los genitales del gorila.

Antes de que �ste pudiera retirar la mano, el gorila lo agarra y lo mete a la jaula, le rasga las ropas, lo pone contra el piso, le brinca encima y lo viola hasta que casi lo mata.

Tres d�as despu�s, el joto despierta en una cama de hospital. Una enfermera entra y le informa que tiene un visitante. Todo adolorido, abre los ojos y ve a su amigo, quien se acerca con cara de preocupaci�n, pregunt�ndole:

“�Est�s herido?”

El moribundo profiere:

“�Herido? �Herido? �Por supuesto que estoy herido! �Ese cabr�n no me ha llamado ni me ha escrito!”