Son dos compadres granjeros, y

Son dos compadres granjeros, y a uno de ellos le iba muy bien con la producci�n de huevos. Un dia el compadre al que no le iba nada bien le dice a su compadre que le d� el secreto para que sus gallinas den muchos huevos. El compadre le dice que es muy f�cil, que a cada gallina le ponga un huevo de plomo y que con eso se soluciona el problema.

Sale el granjero a la ciudad a buscar los famosos huevos de plomo. Despu�s de buscar durante todo el d�a los huevos de plomo sin encontrarlos el granjero dice “�Este es el �ltimo lugar en el que pregunto! Si no hay, me voy.”

En eso fuera de la ferreter�a est� un viejito sentado y el granjero, ya cansado, desde su camioneta le grita, “Ey, disculpe se�or �tiene huevos de plomo?”

El se�or, disgustado, se empieza a levantar lentamente y le responde, “�Lo que tengo son reumas, hijo de la chingada!”