Manolo y Venancio van de

Manolo y Venancio van de cacer�a, pero como no ten�an perros, deciden ir a la casa de un amigo a conseguirlos. El camarada les presta tres de sus mejores perros.

Dos horas m�s tarde, los tontilandeses regresan con el amigo:

��No tienes otros tres perros m�s que nos prestes?�

��Otros tres?�, pregunta asombrado el amigo.

��S�, es que los otros tres perros que nos prestaste ya los cazamos!�