Llega un tipo triste a

Llega un tipo triste a un bar y pide un vaso de leche. El cantinero se le queda viendo y le dice:

“Yo creo que lo que Ud. necesita no es un vaso de leche, sino un buen trago”.

El parroquiano aclara:

“La verdad, no puedo tomar porque cuando tomo yo �reparto culo!”

Se hizo un silencio general en todo el bar… Instantes despu�s, al tipo le empiezan a llover tragos y m�s tragos. Nuestro amigo sigue insistiendo que no puede beber porque comienza a repartir culo. Al cabo de 2 horas y unos buenos tragos encima, el tipo se levanta y anuncia:

“�Ha llegado la hora de repartir culo!”

Comienza a escucharse un murmullo que va en aumento en todo el bar, y los clientes no caben en s� de la emoci�n. El tipo saca dos pistolas calibre 45 y se�alando a los que est�n en la barra comienza:

“Ahora s�, t� le das el culo a �l; t� le las el culo a aquel y t� le das el culo a �se…”