Una se�orita va a la

Una se�orita va a la iglesia a confesarse: “Perd�neme, padre, porque he pecado”. “Bueno, hija, cu�ntame tus pecados”, le responde el cura. “El otro d�a estaba caminando por la...