Tres ermita�os, a los que

Tres ermita�os, a los que casi no les gusta hablar, se encuentran sentados a la entrada de una cueva; en eso, pasa un caballo a toda prisa. Un a�o...